“Indistintos”, el proyecto de una fotógrafa para promover la inclusión en campañas publicitarias

February 14, 2018

Una voz cálida y amena atiende del otro lado del teléfono, a 1450 km de distancia de La Plata. “Era con el álamo”, me dice, y reímos. Unos minutos antes, junto a un algarrobo, la señal del teléfono no había tenido fuerza suficiente para permitir el contacto. Paradójico, siendo un árbol de gran resistencia. Desde Cafayate, inmersa en un paisaje de cerros de ensueño, la fotógrafa Ana Gregorio charló con LA PERINOLA sobre “Indistintos”, su propuesta de inclusión para niños con síndrome de Down en campañas publicitarias de sitios webs, vidrieras o revistas. ¿En qué consiste? Ofrecerá sus servicios fotográficos sin cargo a aquellas marcas que se sumen a su iniciativa. Con un solo requisito: al menos uno de los modelos deberá tener la alteración genética, también llamada trisomía 21.

 

 


La idea se iluminó a principios de diciembre del año pasado. En la semana del 3 de ese mes, en que se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, esta fotógrafa cordobesa que adoptó desde hace seis años para vivir a la localidad salteña, realizó una exposición en la Legislatura de Córdoba. Los protagonistas de las imágenes eran los niños con discapacidad que asistían a la asociación sin fines de lucro “Rompiendo barreras”, de la provincia mediterránea, a la cual llegó por intermedio de un conocido. Ana llevó allí su propuesta de “hacer una exposición por la igualdad” con fotos a los niños que iban a la asociación.


“Cuando hago la exposición de fotos, me doy cuenta lo expresivos que son los niños con síndrome de Down, y ahí nace la idea de hacer una movida para que se utilicen sus imágenes en publicidades, ya que ellos también son usuarios de las marcas”, reflexionó. Además, en las charlas con los padres éstos le transmitieron que “es como que se sienten excluidos en los castings, no los llevan pensando que no los van a llamar, y a lo mejor hasta los mismos padres se sienten así, como desvinculados de todo eso”. “Y es una movida también familiar, algo egoísta, como dije cuando presenté la exposición, porque lo hago para que mis hijos crezcan sabiendo la importancia de la igualdad y enseñarles que todos somos iguales”, acotó. Pero hay que realzar la nobleza de esta acción, ya que no hay nada más alejado del egoísmo que educar a las futuras generaciones en el respeto al otro.


“Yo estudié Óptica hace varios años, tengo 40 años ahora, y ahí también me dieron fotografía, pero nunca me dediqué hasta hace 5 o 6 años. Comencé porque necesitaba algo para mí, para mi interior. Y el arte te libera”, confió Ana sobre su comienzo en esta profesión. En ese momento, agregó: “Mi esposo me dio la idea de comprarme una cámara, es más me la regaló él. Empecé con una compacta y sacar fotos a la nada. Acá Cafayate, Salta, es muy lindo en paisajes y me dediqué primero a sacar a los paisajes, a mis hijos; después compré una cámara réflex”. Hoy está abocada a la Fotografía Artística y Documental de Bodas, 15 Años e Historias Familiares.

 

 

 

                                                       ***


La semana pasada, la marca de alimentos infantil Gerber anunció quién será el rostro de la firma en 2018. Elegido entre más de 140.000 postulantes, Lucas Warren, de 18 meses, se convirtió en el primer bebé con síndrome de Down que representará a la multinacional alimentaria de Nestlé desde que realiza el concurso, que tuvo su primera edición en 1928.


El deseo de los padres de Lucas es que esa sonrisa que cautivó al jurado se extienda al resto del mundo y "eduque a las personas en que con aceptación y apoyo, los individuos con necesidades especiales tienen el potencial de cambiar el mundo, ¡como nuestro Lucas!", dijo su madre, Cortney Warren, en las declaraciones que reprodujeron diversos medios desde el jueves.


En el Instagram de la marca, la fotografía de Lucas cosechó hasta el domingo más de 71 mil me gusta y de 5.200 comentarios.


                                                      ***


Si bien Ana reside en Cafayate, la campaña que inició no tiene un límite geográfico. Cualquier marca del país que se quiera sumar a “Indistintos” puede hacerlo. “La campaña es para todos los niños y todas las marcas de todos lados que se prendan”, remarcó. Y contó que ya se contactaron varias firmas: “Ya veremos cuando empieza, es todo un proceso. Me tienen que conocer también a mí, pero hay varias marcas de Buenos Aires que me hablaron y están por mandarme una encomienda, ya que trabajan todo vía online la venta. Ellos me mandarían la ropa, yo saco las fotos con los modelitos y se los mando vía mail”, ejemplificó sobre una de las empresas que la contactó. También desde su provincia natal se comunicaron: “Hay marcas que tienen negocios, y en ese caso en el próximo viaje a Córdoba me tengo que juntar con ellos y vemos cómo vamos a hacer. Hay algunos que me hablan para toda la producción, que ahora empiezan a largar la temporada otoño-invierno”. Sobre esto último, observó: “Salió algo tarde la publicidad de esta sesión, y ya algunos tienen los fotógrafos contratados”.


Precisamente porque la próxima temporada ya está siendo lanzada por las firmas, la propuesta de Ana no tiene un plazo temporal de duración. “Como es tarde para algunas marcas porque ya hicieron sus fotos para publicidades y propagandas de vidriera seguramente la voy a extender todo el año, y que en junio-julio larguen cuando las publicidades de la próxima temporada también me tengan en cuenta”, explicó. Y enseguida remarcó: “No solo a mí, la idea es que les llegue que ellos (por los niños con síndrome de Down) también pueden hacer la publicidad. Yo tomo a la fotografía como un arte, y hay arte que te puede gustar o no, sobre gustos no hay nada escrito dicen. Puede que guste o no mi trabajo, entonces no importa si utilizan mis servicios o no, yo los ofrezco gratuitamente; pero si sienten la necesidad y se prenden a “Indistintos” y contratan el fotógrafo, la idea es que incluyan, no importa que sea conmigo o no”.

 

 

 

                                                            ***


Así como una empresa multinacional rompió sus esquemas después de 90 años y envió un mensaje por la igualdad, es largo el camino a recorrer para que más marcas sean inclusivas y se garantice el goce pleno de los derechos de todas las personas. Y en ese contexto, la campaña “Indistintos” viene a poner la lupa en ese deber que tenemos como sociedad, y trabajar porque la inclusión no sea una palabra que se declame, sino una responsabilidad que debemos practicar.


                                                           ***


La labor de ASDRA


Dos de las variables que permiten conocer cómo está comprometida una sociedad en materia de inclusión es a partir de los avances en las áreas educativa y laboral. Sobre esta última, que tiene relación con el sector privado, LA PERINOLA dialogó con la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA). La organización tiene un programa de inclusión laboral de personas con discapacidad intelectual, en particular enfocado a la Ciudad de Buenos Aires. En 2017, “80 personas con discapacidad intelectual se incluyeron en el mercado laboral a través del programa”, destacó la coordinadora del área, Silvina Alonso.


Consultada sobre los avances en esta materia, señaló: “La mayoría de candidatos del mercado laboral son requeridos desde el sector privado. Cambió mucho, está súper instalado el tema, más concientizado y abierto. Tienen presente los beneficios sociales en el ambiente laboral que trae contratar a personas con discapacidad intelectual, y no solo beneficios económicos” legales respecto de la contratación. De hecho, destacó que son muchas las empresas con las que han trabajado que no apelan a esos estímulos. No obstante, admitió que suele suceder que “a veces no tenemos gente que esté preparada para los trabajos que se solicitan”.


La Ley 22.431 en su artículo 8 establece un cupo de 4% de contrataciones inclusivas en el Estado nacional. Al respecto, Alonso confió que “cuesta mucho el sector público”. “Muy pocos cumplen con el cupo”, sostuvo, sumado a dificultades que se plantean a la hora de la accesibilidad, tanto en el espacio físico como en las herramientas adaptadas.


En esa línea, comentó que el año pasado hubo una serie de reuniones con el Ministerio de Trabajo de la Nación para regular la figura del apoyo, en base a lo que dispone la Convención Sobre los Derechos de Personas con Discapacidad (Ley 26.378, con jerarquía constitucional desde diciembre de 2014). Esta metodología supone ofrecer a la persona con discapacidad un sistema estructurado de apoyo para que elija, se capacite y mantenga un empleo, donde el “apoyo” signifique promover el máximo desarrollo de la persona y que ésta goce de la mayor independencia posible. No obstante, las gestiones por este tema no continuaron. “Esperamos que en marzo podamos seguir trabajando en este proyecto”, expresó la integrante de ASDRA.


Fotos de la nota y video: Gentileza Ana Gregorio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AUTORA

 

 

 

 

 

 

ROMINA GELROTH: Su madre siempre cuenta que, de sus cuatro hijos, fue la que aprendió primero a hablar y luego a caminar. Será el origen de su afición por las palabras, escritas o habladas. Es fanática del cine, y despuntó su amor por la fotografía: todo es digno de ser congelado con luz, especialmente las aves y los cielos. Panza verde de origen, le es imposible estar sin la compañía del mate. Adoptó La Plata hace algunos años, y ya se con-funde bien en el paisaje urbano de las diagonales y tilos. No solo en manipular vocablos en diarios digitales se van sus días: también transcurren entre costuras, telas y calzados. Improvisó un incipiente jardín en su balcón. Escribir sobre viajes, y viajar, su aspiración.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Liliana Herrero: “Fueron cuatro años de locura, dolor y sufrimiento para el pueblo”

October 30, 2019

1/9
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo