Matías Sebastián Liberati: “La educación emocional cambia el horizonte de vida”

July 1, 2018

“La idea es que la escuela sirva para que salgamos preparados para vivir, ser felices, afrontar el día a día, mejorar la calidad de vida de la sociedad. Y en esto, hoy la escuela cumple muchos roles pero no está capacitada”, aseguró Matías Sebastián Liberati, fundador de la ONG Resaca Solidaria.

 

 


En una charla con LA PERINOLA, argumentó por qué acompaña el proyecto de “Educación emocional en las escuelas”: “Estamos apoyando al psicólogo Lucas Malaisi, quien es el promotor de la ley de Educación Emocional a nivel país. Ya hizo recorridos y la ganó en algunos lugares pero no se ha implementado en un 100%”.

En ese sentido, explicó: “Con la ONG Resaca Solidaria (la cual está por cumplir cuatro años) estábamos trabajando sobre Educación Emocional aún antes de conocer la iniciativa de Lucas. Y lo hacíamos con personas en situación de vulnerabilidad”.

Pero ¿qué se debe entender cuando se habla de ‘educación emocional’? Según Matías la educación emocional es una herramienta de cambio genuina para las personas. “Permite entender cuál es su proyección, cómo se sienten, cómo están, qué les gusta y qué no. Es algo que realmente cambia el horizonte de vida”.

Por eso, consideró importante que ésta sea enseñada desde la escuela: “Nos pueden instruir en muchas materias pero si realmente no se es consciente de qué es lo que se quiere, gusta o apasiona, el resto es información. Y hoy vemos los resultados con gente desanimada, que no sabe qué hacer, que no está conforme, que no le gusta lo que hace, que le falta motivación, que no tiene ganas de estudiar”.

Tras ello, consideró: “La idea es que el educador reciba esta información, que tenga herramientas para gestionar sus emociones y estar preparado para la frustración de lxs niñxs”.

En ese marco, ejemplificó “el profesor también tiene una vida, emociones, problemas en su casa, problemas en la escuela. Entonces es importante que las primeras herramientas de educación emocional las maneje el docente para que pueda asistir al niño”.

Además remarcó que la educación emocional ayuda a todos los aspectos de la vida social y aseguró que es una herramienta que trasciende todas las materias y  todos los estratos. “Ayuda a la tolerancia e inclusión de las personas. A poder ser más comprensivos con el otro. Ayuda a que uno sepa amarse y protegerse; y eso permite a la persona poder salir mucho más airoso de cualquier situación de violencia. También ayuda a la contención”.

En esa línea, Matías consideró que el desarrollo de habilidades emocionales contribuye a disminuir conductas sintomáticas como las adicciones, el abandono escolar, las depresiones y los suicidios, la violencia, el bullying o la baja tolerancia a la frustración. “Con la ONG decimos que salvamos vidas con la educación emocional. Trabajamos con un psiquiatra que se dedica a la prevención de suicidio adolescente”.

Y remarcó que la educación emocional brinda auto herramientas para no depender de un tercero. “El bullying es parte de un conflicto emocional de las personas. Cuando uno da estas herramientas, esto disminuye altísimamente”, reiteró.

 

 

Matías fundó la ONG Resaca Solidaria que ayuda a gente en situación de vulnerabilidad social, sobre todo a niñxs, desde los 2 años hasta los 17 o 18. También dirige www.educando.life que es “donde estamos proponiendo y apoyando la ley de educación emocional en las escuelas”. “La educación emocional es muy económica y brinda muchos beneficios. Por eso no se entiende porque falta tanto despertar para aplicar la ley”, cerró.
 

 

 

 

 

 

                              AUTORA

 

 

 

 

 SOLEDAD CASTELLANO dibujó y pintó una decena de cuadros de estilo arte pop cuando pasó los primeros meses de duelo tras la muerte de su mamá. Encontró en los colores fuertes y diversos un canal para descarga de energía. ‘El arte va de la mano de la resiliencia’, afirma la Licenciada en Comunicación Social y Locutora platense, graduada en ambas carreras en la UNLP. En 2015 publicó "Farfalla", su primera novela (de Editorial Malisia) donde narra la vida de cuatro mujeres nacidas en el siglo XX.  Por "Del baile al café" obtuvo una mención en el Concurso Osvaldo Soriano de Relato breve. Trabaja en prensa gráfica y radial.
Se declara amante del teatro tanto como del circo pero confiesa que suele aburrirse con las películas que ‘no la enganchan de una’. Cuenta que disfruta jugar con sus mascotas al igual que ver crecer los inciensos que plantó en una decena de latas de duraznos.
En lo profesional, sueña ahondar en el área de comunicación y salud. E incursionar en el terreno de las crónicas.




 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Alberto Fernández: “Una economía que se cae siempre se levanta pero una vida que se pierde, no se levanta más”

March 30, 2020

1/7
Please reload

Entradas recientes

March 16, 2020

Please reload

Archivo