“Es muy interesante que se genera una movida de tres obras haciéndose en Argentina en este formato”

October 4, 2018

Las luces se apagan, se corre el telón. Comienza la obra. El silencio propio de las salas de teatro sólo se rompe con la voz de los personajes. Pero rara vez nos detenemos a pensar si entre los espectadores se encuentran integrantes de la comunidad sorda. Posiblemente la respuesta sea no, porque esa puesta no los incluya, no esté adaptada a ellos, no los interpele. Por esto, justamente, como señala el director teatral Gonzalo Ithurbide, “la persona sorda no está acostumbrada a la cultura de ir al teatro”, lo que implica, además, que desconozca el lenguaje propio de este ámbito. Y es lo que se propusieron cambiar desde Teatro por la Inclusión, un proyecto que forma parte de la Comisión Universitaria Sobre Discapacidad de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP)

 

 

“La Comisión este año empezó a buscar darle un poco más de forma a Teatro por la Inclusión, algo en que se viene trabajando ya hace mas o menos 4 o 5 años dentro del marco de lo que es la Semana de la Discapacidad y los Derechos Humanos en el mes de diciembre. Pero nos dimos cuenta que a partir de algunas propuestas que se han formado en espacios más teatrales o performáticos hemos podido generar algún tipo de cambio de conciencia o de otras miradas. Y desde ahí propuse generar este espacio de Teatro por la Inclusión y no hubo inconveniente en que la Comisión avalara la propuesta artística”, contó a LA PERINOLA

 

Al respecto, reseñó que en el marco de este ámbito académico: “Hemos presentado en 2015 una obra sobre Síndrome de Tourette y Agorafobia; después trabajamos con la Secretaria de Relaciones Institucionales sobre la ley de Salud Mental. Y ahora estoy con esta obra que es sobre género y en Lengua de Señas Argentina, Mujeres intensamente habitadas. Es una propuesta que surgió desde esta Comisión”.

 

La obra cuenta con el apoyo del senador provincial Agustín Maspoli y es parte de la agenda cultural de la Prosecretaría Administrativa de la Cámara del Senado bonaerense, dependiente de Germán López. Además,  fue presentada formalmente en el anexo de la Cámara en Av. 7 esq. 49 el pasado 29 de agosto

 

No obstante, la propuesta de este 7 de octubre, acotó, “es una movida más general y amplia, porque tiene que ver con la visibilización que tiene que darse a la cultura y la identidad de la comunidad sorda, e implica que tres espacios como la Universidad de La Plata, el espacio SEA, y a través de la obra Filomena Clementina el espacio de la localidad se San Martín, promueven el teatro en Lengua de Señas Argentina y con audio y subtitulado o simultáneo o, en el caso nuestro, oral en escena”.

 

 

“Nos dimos cuenta que lo que pasa muchas veces es que el público, que la comunidad sorda, nunca ha ido a un teatro. Entonces tiene que ver también con empezar a pensar este tipo de propuestas para incluir a personas que no han tenido acceso al lenguaje teatral. Y como cualquier persona puede no entenderlo, puede equivocarse, confundirse, molestarle, es una expresión artística”, explicó el director teatral. Y recalcó: “En este tipo de formato muchas veces no hacemos lo que debería hacerse con la comunidad sorda que es dirigirse de cierta manera, estar todos de negro, mirando al público cierto tiempo, es correrse de eso y meterlos en el lenguaje teatral que no tiene nada que ver con la interpretación. Tiene que ver con todo lo artístico, todo aquello que complementa a un lenguaje  y lo que se imaginan ellos y lo que pasa por sus cabezas. Por eso es una experiencia tan rica y  tan hermosa”.

 

Consultado sobre si conocen experiencias de este tipo en otros lugares, señaló: “Sé que a nivel internacional se viene haciendo teatro en lengua de señas o teatro sordo en Canadá, Alemania, España, Brasil tiene un trabajo muy interesante. Pero el año pasado se hizo en noviembre por primera vez en Argentina teatro sordo, fue auspiciado y avalado por la Confederación Argentina de Sordos (CAS) y ellos lo que hicieron fue empezar a promover toda esa cultura dentro de la comunidad sorda, con referentes sordos que han trabajado desde la parte teatral, musical, diferentes cuestiones performáticas relacionadas y con personas con discapacidad”. 

 

“Pero también lo que yo veía en ese teatro es que no está acostumbrada la persona sorda a la cultura de ir al teatro. Por ejemplo, cuando se dan los dos parpadeos de luz previo a la función, que es para que uno tome asiento. Uno que está en el teatro sabe que eso es que estamos por dar sala, así que hay que sentarse porque empieza la función. La persona sorda no hacía caso a esa llamada porque no entendía por qué es eso y nadie se los explicó. Y es empezar a pensar esas cuestiones. Si hacemos un teatro realmente inclusivo hay toda una normativa a tener en cuenta y toda una percepción distinta de lo que es el tipo de público. Estamos aprendiendo en un ida y vuelta”, enfatizó. 

 

Sobre “Mujeres intensamente habitadas”, la obra que dirige, contó: “En el elenco tengo actrices sordas, un asistente de dirección sordo, esta obra fue testeada por varias personas sordas que tienen acceso a un conocimiento un poco más amplio de la parte cultural para darle un cierto valor agregado. Trata sobre mujeres que han tenido un hijo en situación de discapacidad y cómo conviven esa mirada social del rol que debe tener la mujer ante esa situación y si es un rol de madre cuidadora, de estar encima todo el tiempo, de tener o no su libertad, de cómo se convive con eso”. 

 

Respecto a la primera de las obras que se expondrá, a las 16, “Filomena Clementina”, apuntó: “Lo que hace es hipervisual, tiene un trabajo de luces fabuloso que implica muchas horas de trabajo previo a la presentación el armar la puesta de luces para que tenga el impacto necesario. Cuentos mágicos, delirantes, de otros lados, la persona algo se lleva, y después puede preguntar sobre lo que no entendió, que es lo que estamos buscando”.

 

“Y la tercer obra, `Sordooyentes´, fue escrita pensando puntualmente en la problemática de la comunidad sorda y oyente en como conviven, cuál es la compatibilidad que tienen, qué pasa con una familia de padres sordos con hijo oyente, y familia de oyentes con hija sorda. Tiene muchos chistes internos esta obra que a las personas sordas les pasa habitualmente y que el oyente no entiende de esta cultura”, redondeó. 

 

“Por eso también cada uno de los tres directores que nos juntamos a pensar las propuestas que estamos presentando tenemos una forma distinta en explicar en español a la persona oyente. En `Filomena Clementina´ el español que utilizan es en audio simultáneo, todo grabado, con las distintas tonalidades de los personajes que se recrean. En el caso nuestro, son dos actrices, una oyente y una sorda, que hace dos personajes a la vez, y en `Sordooyentes´ es Lengua de Señas Argentina, español y subtitulada la parte de las señas”. 

 

“Es aprender y dejarse llevar con lo que está pasando, que les llegue. Lo que tiene el teatro de la Universidad de La Plata es esta cosa intimista, porque es grande pero muy familiar, con un escenario a piso, las butacas están en forma de escalera, entonces está bueno para todas las visiones y está cerca del escenario”, destacó sobre el espacio.

 

- ¿Cómo fue el proceso para producir las obras, seleccionar a los actores, hacer el paso a la Lengua de Señas Argentina? 

- Nosotros tenemos intérpretes de Lengua de Señas Argentina. Hay actores que se formaron en algunas frases pero la mayoría son actores que saben LSA a través de lo que es interpretación, y acá hay un trabajo de años. Y también hay actores sordos. Yo tengo dos actrices sordas en la obra y en el caso de `Sordooyentes´ tres sordos y tres oyentes. Y en `Filomena Clementina´son dos actrices oyentes pero es todo en Lengua de Señas Argentina y son intérpretes que han trabajado también mucho antes como actrices.

 

Y también pasa eso ¿Hay actores sordos? Hay. ¿Están formados en una escuela clásica de actuación? Y, no. ¿Por qué no? Porque no les permiten ingresar, porque el examen de ingreso es que debés rendir el examen de foniatría, el actoral, un monólogo hablado. Entonces no es que no haya, no les permiten el acceso. Desde ahí se va complejizando la cuestión. Muchos actores entonces se forman en talleres, y lo que tiene la comunidad sorda es copiar mucho. La forma que me dicen a mí, yo oyente, cómo se dice tal seña de tal cosa me la representan en forma actoral, me hacen la forma de una copa, de un cajón, del cómo guardar un dinero, la diferencia entre guardar y ahorrar, y me hacen la seña para entenderlo. Es muy interesante que todo esto genera una movida de tres obras haciéndose en Argentina en este formato, y que puedan acercarse especialmente la comunidad sorda es genial.

 

-¿Tienen pensado volver a presentarlas en otro momento, o en otras universidades del país o ciudades?

- La idea es promover este tipo de obras y volver a hacer un ciclo de este tipo, donde uno vaya y vea dos o tres cosas juntas. Después, sobre llevar a otras universidades se debe conversar de qué manera. Hoy por hoy hay que ver los presupuestos, a veces pueden haber convenios interuniversidades que puede hacerse y en otras se complica, pero en definitiva se puede.

 

También aceptamos las criticas y aportes. Por ejemplo, hay un anteproyecto de ley provincial que busca implementas que de los espectáculos teatrales un 30 por ciento estén en lengua de señas. Pero hay que empezar por qué le querés contar, si hacemos cosas sin que participe la comunidad sorda... Primero preguntarle a ellos cuál es la necesidad y después hacemos lo necesario juntos. Eso es lo importante, siempre tener la participación sí o sí de la persona sorda en estos procesos para aprender.

 

-¿El bono se tiene que reservar con anticipación o se puede adquirir el mismo día de la obra?

- Pueden reservar a teatroxinclusionunlp@gmail.com, porque son localidad limitadas por el espacio físico. Y si no en el teatro directamente, en calle 10 Nro 1076 e/ 55 y 56, pero media hora antes de la función. 

 

El costo es de 150 pesos cada una por separado, pero hay una promoción para ver las tres juntas abonando 400 pesos.

 

 

Foto: Facebook Teatro por la Inclusión.

 

AUTORA


 

 

ROMINA GELROTH: Su madre siempre cuenta que, de sus cuatro hijos, fue la que aprendió primero a hablar y luego a caminar. Será el origen de su afición por las palabras, escritas o habladas. Es fanática del cine, y despuntó su amor por la fotografía: todo es digno de ser congelado con luz, especialmente las aves y los cielos. Panza verde de origen, le es imposible estar sin la compañía del mate. Adoptó La Plata hace algunos años, y ya se con-funde bien en el paisaje urbano de las diagonales y tilos. No solo en manipular vocablos en diarios digitales se van sus días: también transcurren entre costuras, telas y calzados. Improvisó un incipiente jardín en su balcón. Escribir sobre viajes, y viajar, su aspiración.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Coronavirus: CICOP exige que se garanticen todos los insumos de bioseguridad necesarios para la protección del personal de salud

April 17, 2020

1/8
Please reload

Entradas recientes

March 16, 2020