Adriana Varela: “El nombre del disco es un homenaje a mi identidad”

October 23, 2018

LA PERINOLA conversó con Adriana “La Gata” Varela con motivo de su nueva presentación en City Bell. También habló de “Avellaneda”, su último álbum. Y analizó cómo ve al país en el marco de la crisis actual.

 

 Foto: Euge Nuñez


-¿Qué podés adelantar sobre el show que estarás brindando el viernes en el Teatro de Cámara de City Bell?

City Bell, para mí, es una elección. Es un lugar que me gusta, con una acústica maravillosa, gente súper cálida. Me siento muy en casa.

Yo amo la ciudad de La Plata pero City Bell es hermoso. Los shows allí son muy cálidos, sobre todo por la gente que me viene a ver. Cada vez que voy, lo hago muy contenta.

Esta vez habrá un repertorio diferente al del año pasado. El 3 de noviembre estaré presentando el disco de rock en el Ateneo así que haré dos temas que grabé, uno de Fito Páez y el otro de Charly García. Y haré tangos que no he cantado en City Bell. Aunque alguno será repetido porque me piden y no puedo negarme.


-Sos una de las cantoras que mantiene al tango vivo, presente, latente. Si tuvieras que aconsejar a algunas de las nuevas voces, ¿Qué se debe tener en cuenta al momento de interpretar?

Yo no soy de dar consejos. Muchas veces pensé que si un día me canso de cantar, daría clases de interpretación. Y ahí lo primero que le diría a un alumno es: “Quiero creerte. No impostes”. Después, empezaría a trabajar con la respiración, con el aire, con la comodidad del cuerpo para cantar.


 

 

-¿Cómo surgió “Avellaneda”, tu último álbum?

Lo grabé antes de irme a Europa. El año pasado llené el Teatro Real de Madrid. No podía creerlo cuando la Directora me dijo que estaba lleno y que nadie lo llenaba. Hice una gira por Valencia, Barcelona. También conquisté Viena, que no había ido nunca. Y, cuando regresé, empecé a empaparme con la presentación del disco.

-¿Cómo se dio la participación de Fito Páez, Ricardo Mollo y Pedro Aznar?

Una noche de calor fui a comer con mi hija. Estábamos cenando en la vereda de un local que, adentro, pasaba música. En eso, mi hija me dice “Fito” y le digo “no, no es Fito” -pensando en la música- y ella me dice “Fito pasa por delante tuyo, mamá!”. Ahí lo saludé, le comenté que ese día había ensayado un tema de él con mi pianista y que lo iba a grabar. Le conté que era el tema “La despedida” y él me dijo que lo quería hacer conmigo. Lo vino a grabar pensando que solo iba a tocar el piano y le dije que no, que también iba a cantar.

A Mollo se lo encontró mi hijo, productor del disco, porque llevan los chicos al mismo colegio. Se pusieron a hablar, le contó que venía de grabar y Mollo le preguntó con quién. Entonces se enteró que soy la madre y ahí mi hijo le contó que estaba grabando un disco de rock. Y lo invitó. Nosotros, para ese entonces, teníamos el disco terminado pero junto a Mollo cantamos “Hoy todo el hielo en la ciudad” de Luis Alberto Spinetta.

Y Pedro (Aznar), con quien siempre nos vemos, quiso grabar el tema que yo cantaba cuando era pendeja y vivía en Italia, “Margherita”.

-¿El nombre del disco es un homenaje a tu lugar?

Es una vuelta a la adolescencia que viví en Avellaneda. El nombre del disco es un homenaje a mi identidad.

 

 

-Al hacer tus presentaciones y estar en contacto con el público, ¿Cómo ves al país?

Hay una crisis profunda. Estamos todos complicados. Para hacer un recital, los artistas tenemos los fijos altísimos y tenemos que adaptarnos a un cobro menor, por igual a lo que siempre hemos hecho. Entonces no hay equidad, estamos bancando como podemos. La cultura es muy importante pero comprendo que hay gente que posterga darse un gusto por privilegiar la salud y el morfi.

-¿Qué opinas del gobierno?

Al gobierno lo veo muy mal, con una violencia desde arriba que no solamente es de provocadores sino que además es de jodernos en lo económico, humano y social.

 

 

 

 

 

 

                              AUTORA

 

 

 

 

 

SOLEDAD CASTELLANO dibujó y pintó una decena de cuadros de estilo arte pop cuando pasó los primeros meses de duelo tras la muerte de su mamá. Encontró en los colores fuertes y diversos un canal para descarga de energía. ‘El arte va de la mano de la resiliencia’, afirma la Licenciada en Comunicación Social y Locutora platense, graduada en ambas carreras en la UNLP. En 2015 publicó "Farfalla", su primera novela (de Editorial Malisia) donde narra la vida de cuatro mujeres nacidas en el siglo XX.  Por "Del baile al café" obtuvo una mención en el Concurso Osvaldo Soriano de Relato breve. Trabaja en prensa gráfica y radial.
Se declara amante del teatro tanto como del circo pero confiesa que suele aburrirse con las películas que ‘no la enganchan de una’. Cuenta que disfruta jugar con sus mascotas al igual que ver crecer los inciensos que plantó en una decena de latas de duraznos.
En lo profesional, sueña ahondar en el área de comunicación y salud. E incursionar en el terreno de las crónicas.




 

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Coronavirus: CICOP exige que se garanticen todos los insumos de bioseguridad necesarios para la protección del personal de salud

April 17, 2020

1/8
Please reload

Entradas recientes

March 16, 2020