La empatía y solidaridad pueden destruir al coronavirus

March 17, 2020

¿Alguna vez entraron a una sala de Terapia Intensiva? ¿Alguna vez vieron a su mamá o su papá entubado y con un respirador artificial? Sí lo viste, si te pasó, sabrás de qué te hablo. Y si no te pasó, te invito por un segundo que intentes ponerte en ese lugar y ver qué sentirías.

Recuerdo que en el 2010 tuve a mi madre por 43 días con asistencia mecánica, 21 días con coma inducido. Recuerdo que solía tener miedo por las tormentas, por los cortes de luz, por si el grupo electrógeno dejaba de andar y no había aire capaz de mantener su vida, esa vida que pendía de un hilo, que luchó y al final no pudo mantener. El estrés que tuve por esos días no se lo recomiendo a nadie. Sin embargo, había algo que me calmaba: Sabía que mamá, por ese entonces, estaba en UTI (Unidad de Terapia Intensiva), asistida como correspondía en una cama, con un respirador y las drogas pertinentes.

¿Por qué cuento todo esto? Porque parece que no se termina de entender lo que está pasando a nivel salud. La pandemia del COVID-19 no es un tema para menospreciar. Quizás, como ya lo he dicho, este virus a vos no te alcance. Quizás sí. Quizás no te mate, quizás sí. Quizás a mí me agarre, quizás no. Quizás me lleve al tacho, quizás no. En sí, dicen, que no es tan letal. Pero el tema es que es SUPER CONTAGIOSO. Y el tema es que a muchos de los que afecte, requerirán de cuidado INTENSIVOS. Entiéndase, una cama en un hospital, el tubo de oxigeno para que no se mueran sin aire. Piensen en lo que pasa en otros países del mundo. Piensen que no solo requieren cuidados intensivos los que tienen esta enfermedad, piensen en los que tienen en otras patologías, piensen en qué pasa si no se llega a asistir a todos porque no hay, porque no tenemos tantos hospitales, porque por hospital de alta complejidad habrá capaz 30 camas con respiradores pero no más. Porque un respirador sale FORTUNAS.

No puedo ser más franca en decir esto. Por eso, lo que hay que entender de una vez es que hay que evitar el contacto social para que este virus no se siga propagando. HAY QUE GANAR TIEMPO hasta tanto haya antiviral, vacuna. Pero por sobre todas las cosas, hay que ganar tiempo para que la curva de contagios, que la habrá, no haga los picos que hizo en Europa y evitar el COLAPSO DEL SISTEMA DE SALUD. Esa es la gran cuestión, que no colapse.

 

 


Traje a colación una situación personal para contar con un ejemplo que sentí en cada poro de mi piel, en cada acelerada de mi corazón, en cada revoltijo de mis intestinos, en cada alteración de mis nervios, lo feo que se siente saber que un ser querido tuyo está en riesgo. Pero, a su vez, lo bueno que se siente saber que puede ser asistido sanitariamente. Ahora bien, si todo esto se va a la mierda, si la gente no respeta la cuarentena, si no entendemos que las licencias son para quedarse en la casa y no para irse a pelotudear a otros lados, la cosa se pondrá jodida. Y la verdad yo no le deseo a nadie que pase por una situación así y que le digan “No hay cama, no hay más respiradores”. Y lo digo viviendo en una ciudad que está repleta de Hospitales Públicos, Privados, Clínicas. Pero realmente me duele el alma de lo que podría pasar si el sistema de salud colapsa, de lo que podrían sufrir muchas personas que viven en lugares alejados donde el Hospital de Alta complejidad más cercano lo tienen a horas y kilómetros de distancia. Por eso, seamos responsables y difundamos información que nos sirva: Difundamos los teléfonos que dio el Ministerio de Salud (Qué suerte que tenemos Ministerio, por cierto). Que si tenés síntomas no tenés que ir a la guardia porque podés estar contagiando a otrxs, que tenés que llamar al 148 y ahí se activa el protocolo. Que si estuviste por los países con mayores casos (Europa, China, Irán, Japón, EEUU, Brasil y Chile) tenés que hacer cuarentena obligatoria. Que si sabes que alguien no lo hace, debes denunciar porque esa persona se está cagando en vos, en mí y en todxs. Que si pensabas aprovechar el finde largo e irte a boludear, mejor te quedes en tu casa y aproveches a cuidar tu vida y la de los demás. Que respetes la vida del otrx y la de esos seres grandiosos, de guardapolvo blanco, que están en los hospitales poniendo el cuerpo por vos, por mí y por todxs.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Alberto Fernández: “Una economía que se cae siempre se levanta pero una vida que se pierde, no se levanta más”

March 30, 2020

1/7
Please reload

Entradas recientes

March 16, 2020

Please reload

Archivo